Guillermo Rodríguez Rivera, la alegría de los saberes compartidos (Por: Yolanda Brito)

Por: Yolanda Brito

No podría decir que la casualidad lo trajo hasta Jagüey Grande. Fueron momentos,  como pueden ser otros, en que las coordenadas de la vida confluyeron para enriquecer, para airear las atmósferas cuando se cargaban de cosas superfluas y sin sentido.

 Guillermo Rodríguez Rivera en Jagüey Grande. Años 80 del Siglo XX. Foto Inédita de los archivos de Yolanda Brito Álvarez

Guillermo Rodríguez Rivera en Jagüey Grande. Años 80 del Siglo XX.
Foto Inédita de los archivos de Yolanda Brito Álvarez

Así eran aquellos tiempos en que Guillermo Rodríguez Rivera, profesor y amigo, aceptó pasar unos días enrolado en el importante evento que era el Premio Victoria de Girón, abril de 1988, nuestro  paradigmático cónclave que no por desarrollarse en un pueblo de provincia, se le podían hacer desgarrones, y que merecería un análisis personalizado para que no olvidemos la historia de las letras que se ha escrito con “pluma de penachos largos” como diría nuestro poeta Agustín Acosta.

Y llegó, como otras veces, con su sonrisa a borbotones y su hombro elevado, recordando que el mirar por dentro, lo que hay en el corazón, es lo que  satisface el espíritu, es lo que definitivamente enriquece. Venía acompañado de otros intelectuales, pero él sobresalía por su animada conversación, por su jocosidad sin límites, demostrativa de su aguda inteligencia, de su perspicacia ante la historia, de su desenfadada manera de expresar lo que sentía y cómo veía los fenómenos. Sigue leyendo

Silvio Rodríguez revela sus consideraciones sobre recientes brotes de extremismo

Silvio Rodríguez: “Todo esto que está pasando, este brote de extremismo, estas descalificaciones y persecuciones contra personas o grupos, son el reflejo de sectores de poder en Cuba que no estuvieron de acuerdo con el restablecimiento de relaciones con los Estados Unidos.

 

Hay gente aquí, como también los hay en Estados Unidos, aunque por otras razones, que desean mantener la confrontación, el enfrentamiento. Los que piensan así en La Florida quieren continuar el status quo porque ya se ha convertido en un negocio, eso está más que comprobado.

Estarían por ver las razones de los de aquí que desean que el pueblo de Cuba, su propio pueblo, continúe sufriendo un enfrentamiento que lleva ya más de medio siglo desgarrando las entrañas de las familias y de toda Cuba.

Lo voy a dejar ahí, no me voy a aventurar en hipótesis. Porque si bien puede haber oportunistas que dándoselas de duros creen estar defendiendo un status personal privilegiado, también puede haber quienes con honestidad piensen que seguir en guerra es lo mejor.

Me gustaría que me contradijeran, que me demostraran que no es cierto lo que pienso porque, como comprenderán, no es muy esperanzador”.

Tomado de Segunda Cita


 

Crónica de un Cardenal que no ha temido llevar la cruz (Por: Diego Alamino Ortega)

Crónica de un Cardenal que no ha temido llevar la cruz. Blog La Calle Medio

Por: Diego Alamino Ortega

En Jagüey Grande, una  pequeña población de la provincia de Matanzas, en la Cuba del año 1936, más precisamente el 18 de octubre, allende a la connotada calle Mora y en brazos de la comadrona Belén, vino al mundo un varón al que llamaron Jaime Lucas. Como fue hijo de Arsenio Ortega y Adela Alamino,  ha llevado durante sus 80 años los apellidos  en el orden que se acostumbra.

Jaime Ortega. cardenal. La Calle Medio Blog

Contaba su mamá,  y no debe contradecírsele, que desde la  pobreza de su ajuar infantil, resaltaba como un niño hermoso. Vivió poco el infante en Jagüey Grande, no obstante alcanzó a que se le celebraran allí  algunos  cumpleaños.  Puede ser que la primera noticia periodística sobre quién ha sido objeto de ellas en  infinidad de oportunidades, quedara estampada  en el periódico local jagüeyense,  El Clarín,  del 23 de octubre de 1938: “Para festejar el cumpleaños del monísimo niño Jaimito Ortega, sus padres ofrecieron entre sus múltiples amiguitos una piñata y un rico helado: fue un día encantador para el nene y sus progenitores; yo les deseo igual dicha”;  y firma,  Maruja. Sigue leyendo

PREMIO NACIONAL DE LITERATURA PARA LINA ¡YA! (Por: Laura Rodríguez Fuentes)

Origen: PREMIO NACIONAL DE LITERATURA PARA LINA ¡YA!

Por Laura Rodríguez Fuentes

La belleza de lo entendible, último poemario suyo, fue uno de los textos presentados este 30 de marzo en el Programa Literario. La poesía es un don. Se nace con la capacidad de escribir versos o no. Lina de Feria recibió de los dioses la doble cualidad de cautivar almas, de provocar inmensos placeres o dolores infinitos con su pluma. Se llora con ella, se siente un goce absoluto.

El poemario La belleza de lo entendible salió a la luz muy tarde el pasado año cuando la feria estuvo dedicada a ella. Se presenta, entonces, en esta edición siguiente.

libro-la-belleza-de-lo-entendible--lina-de-feria

«Reúne clásicos mías, que la gente pide siempre y, también, mucho material inédito —explica ella—. Algunos fueron escritos a la edad de quince años. Bastante completa, para ser una antología que reúna parte de mi obra, que es muy amplia». Sigue leyendo

Las inexplicables falsedades e imprecisiones de un programa educativo

por Guillermo Rodríguez Rivera

El pasado miércoles 25 de enero a eso de las diez de la mañana, el canal Educativo 1, de nuestra televisión nacional, trasmitió un programa dirigido a estudiantes – presumo que de nivel medio – dedicado a explicar e ilustrar el rico proceso de la música popular cubana.

Las inexplicables falsedades e imprecisiones de un programa educativo

No soy crítico de nuestra televisión, que tiene varios canales que trasmiten las 24 horas del día y acaso necesitaría de algunas personas que vigilaran, chequearan esas casi inacabables emisiones, muchas de las cuales recorren la longitud de la larga isla que es Cuba y, claro, también llegan a Isla de la Juventud y a los múltiples cayos que conforman el archipiélago cubano e, incluso, pueden difundirse fuera del país. Sigue leyendo