Discurso de Meryl Streep contra Donald Trump

Sin siquiera mencionar su nombre, la aclamada actriz fustigó al presidente electo de Estados Unidos por humillar a los débiles durante la ceremonia de los Globos de Oro.

Con la voz entrecortada, Meryl Streep decidió asumir una postura política sobre los preocupantes tiempos que se avecinan para Estados Unidos. La aclamada actriz se convirtió este domingo durante la ceremonia de los Globos de Oro en la más firme defensora de los extranjeros y de la libertad, además de mostrar un rotundo rechazo a la violencia, especialmente la fomentada desde lugares públicos.

Tras agradecer emocionada el premio Cecil B.De Mille a su carrera en la 74 edición de los Globos de Oro, la veterana actriz pronunció el más claro alegato contra el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sin siquiera mencionarlo.

Este fue su discurso completo:

 “Los amo a todos. Tendrán que perdonarme, he perdido mi voz al lamentarme a gritos este fin de semana y he perdido la cabeza a veces este año, así que tengo que leer. Gracias, Hollywood Foreign Press (asociación de prensa extranjera de Hollywood), sólo para recoger lo que Hugh Laurie dijo, ustedes y todos nosotros en esta sala, realmente, pertenecemos a los segmentos más vilipendiados de la sociedad estadounidense en este momento. Piénsenlo: Hollywood, los extranjeros y la prensa. Pero, ¿quiénes somos, y qué es Hollywood de todos modos?

Es sólo un montón de gente de otros lugares. Nací y crecí y me educé en las escuelas públicas de Nueva Jersey; Viola [Davis] nació en una cabaña en Carolina del Sur y se crió en Central Falls, Rhode Island; Sarah Paulson nació en Florida, criada por una madre soltera en Brooklyn; Sarah Jessica Parker era una de siete u ocho hermanos de Ohio; Amy Adams nació en Vicenza, Veneto, Italia; Y Natalie Portman nació en Jerusalén. ¿Dónde están sus certificados de nacimiento? Y la bella Ruth Negga nació en Addis Abeba, Etiopía, creció en Irlanda y está aquí nominada por interpretar a una chica de Virginia. Ryan Gosling, como todas las personas más agradables, es canadiense. Y Dev Patel nació en Kenia, creció en Londres, y aquí está interpretando a un indio criado en Tasmania. Así que Hollywood está repleto de forasteros y extranjeros, y si los echamos a todos, no tendrán nada que ver sino fútbol americano y las artes marciales mixtas, que no son las artes.

El único trabajo de un actor es entrar en las vidas de personas que son diferentes a nosotros y permitirles sentir lo que se siente, y hubo muchas, muchas, muchas actuaciones poderosas que hicieron exactamente eso, trabajos sobrecogedores, compasivos. Pero hubo una actuación este año que me aturdió, me clavó estacas en mi corazón. No porque fuera buena, no tenía nada de bueno. Pero fue eficaz y cumplió su función. Hizo que su audiencia pretendida riera y mostrara sus dientes. Era el momento en que la persona que pedía sentarse en el asiento más respetado de nuestro país imitaba a un reportero discapacitado. Alguien al que superó en privilegios, poder y la capacidad de responder. Me rompió el corazón cuando lo vi y todavía no puedo sacarlo de la cabeza porque no estaba en una película, era la vida real. Y este instinto de humillar cuando es modelado por alguien en una plataforma pública, por alguien poderoso, gotea en la vida de todo el mundo porque da permiso para que otras personas hagan lo mismo. La falta de respeto invita a la falta de respeto, la violencia incita a la violencia, y cuando los poderosos usan su posición para intimidar a los demás, todos perdemos.

Bueno, esto me lleva a la prensa. Necesitamos que la prensa con principios obligue al poder a rendir cuentas, que les llamen al banquillo por cada escándalo. Es por eso que nuestros fundadores consagraron la prensa y sus libertades en nuestra Constitución. Así que sólo pido a la famosa y acaudalada Hollywood Foreign Press y a todos los miembros de nuestra comunidad que se unan a mí para apoyar al Comité para la Protección de los Periodistas porque vamos a necesitar que avancen y ellos nos necesitarán para salvaguardar la verdad.

Una cosa más: una vez, cuando estaba de pie en el set un día lloriqueando por algo, íbamos a trabajar durante la comida o las largas horas o lo que sea, Tommy Lee Jones me dijo, ¿el solo hecho de ser actor no es un privilegio, Meryl? Sí lo es, y tenemos que recordarnos los unos a los otros el privilegio y la responsabilidad de la empatía del actor. Todos deberíamos estar muy orgullosos del trabajo que Hollywood honra aquí esta noche. Como mi amiga, la querida difunta Princesa Leia me dijo, tomen su corazón roto, y conviertanlo en arte. Gracias”.


Tomado de:http://www.semana.com/cultura/articulo/discurso-de-meryl-streep-contra-donald-trump-en-los-globos-de-oro-2017/511745# 

Acerca de Abel G. Fagundo

Abel González Fagundo. Conocido por Abel G. Fagundo. Escritor cubano, con varios libros publicados. su obra ha sido reflejada en numerosas antologías y medios de prensa del mundo hispano hablante. Ha incursionado principalmente en la poesía y la fotografía. Corealizador de la Revista Cubana de Arte y Literatura Mar Desnudo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s