Silvio Rodríguez revela sus consideraciones sobre recientes brotes de extremismo

Silvio Rodríguez: “Todo esto que está pasando, este brote de extremismo, estas descalificaciones y persecuciones contra personas o grupos, son el reflejo de sectores de poder en Cuba que no estuvieron de acuerdo con el restablecimiento de relaciones con los Estados Unidos.

 

Hay gente aquí, como también los hay en Estados Unidos, aunque por otras razones, que desean mantener la confrontación, el enfrentamiento. Los que piensan así en La Florida quieren continuar el status quo porque ya se ha convertido en un negocio, eso está más que comprobado.

Estarían por ver las razones de los de aquí que desean que el pueblo de Cuba, su propio pueblo, continúe sufriendo un enfrentamiento que lleva ya más de medio siglo desgarrando las entrañas de las familias y de toda Cuba.

Lo voy a dejar ahí, no me voy a aventurar en hipótesis. Porque si bien puede haber oportunistas que dándoselas de duros creen estar defendiendo un status personal privilegiado, también puede haber quienes con honestidad piensen que seguir en guerra es lo mejor.

Me gustaría que me contradijeran, que me demostraran que no es cierto lo que pienso porque, como comprenderán, no es muy esperanzador”.

Tomado de Segunda Cita


 

Crónica de un Cardenal que no ha temido llevar la cruz (Por: Diego Alamino Ortega)

Crónica de un Cardenal que no ha temido llevar la cruz. Blog La Calle Medio

Por: Diego Alamino Ortega

En Jagüey Grande, una  pequeña población de la provincia de Matanzas, en la Cuba del año 1936, más precisamente el 18 de octubre, allende a la connotada calle Mora y en brazos de la comadrona Belén, vino al mundo un varón al que llamaron Jaime Lucas. Como fue hijo de Arsenio Ortega y Adela Alamino,  ha llevado durante sus 80 años los apellidos  en el orden que se acostumbra.

Jaime Ortega. cardenal. La Calle Medio Blog

Contaba su mamá,  y no debe contradecírsele, que desde la  pobreza de su ajuar infantil, resaltaba como un niño hermoso. Vivió poco el infante en Jagüey Grande, no obstante alcanzó a que se le celebraran allí  algunos  cumpleaños.  Puede ser que la primera noticia periodística sobre quién ha sido objeto de ellas en  infinidad de oportunidades, quedara estampada  en el periódico local jagüeyense,  El Clarín,  del 23 de octubre de 1938: “Para festejar el cumpleaños del monísimo niño Jaimito Ortega, sus padres ofrecieron entre sus múltiples amiguitos una piñata y un rico helado: fue un día encantador para el nene y sus progenitores; yo les deseo igual dicha”;  y firma,  Maruja. Sigue leyendo

PREMIO NACIONAL DE LITERATURA PARA LINA ¡YA! (Por: Laura Rodríguez Fuentes)

Origen: PREMIO NACIONAL DE LITERATURA PARA LINA ¡YA!

Por Laura Rodríguez Fuentes

La belleza de lo entendible, último poemario suyo, fue uno de los textos presentados este 30 de marzo en el Programa Literario. La poesía es un don. Se nace con la capacidad de escribir versos o no. Lina de Feria recibió de los dioses la doble cualidad de cautivar almas, de provocar inmensos placeres o dolores infinitos con su pluma. Se llora con ella, se siente un goce absoluto.

El poemario La belleza de lo entendible salió a la luz muy tarde el pasado año cuando la feria estuvo dedicada a ella. Se presenta, entonces, en esta edición siguiente.

libro-la-belleza-de-lo-entendible--lina-de-feria

«Reúne clásicos mías, que la gente pide siempre y, también, mucho material inédito —explica ella—. Algunos fueron escritos a la edad de quince años. Bastante completa, para ser una antología que reúna parte de mi obra, que es muy amplia». Sigue leyendo

Las inexplicables falsedades e imprecisiones de un programa educativo

por Guillermo Rodríguez Rivera

El pasado miércoles 25 de enero a eso de las diez de la mañana, el canal Educativo 1, de nuestra televisión nacional, trasmitió un programa dirigido a estudiantes – presumo que de nivel medio – dedicado a explicar e ilustrar el rico proceso de la música popular cubana.

Las inexplicables falsedades e imprecisiones de un programa educativo

No soy crítico de nuestra televisión, que tiene varios canales que trasmiten las 24 horas del día y acaso necesitaría de algunas personas que vigilaran, chequearan esas casi inacabables emisiones, muchas de las cuales recorren la longitud de la larga isla que es Cuba y, claro, también llegan a Isla de la Juventud y a los múltiples cayos que conforman el archipiélago cubano e, incluso, pueden difundirse fuera del país. Sigue leyendo

No Botar Cerebros

De todos los problemas que tenemos en este archipiélago, uno que empobrece y da una tristeza descomunal, es la noticia de que alguien muy querido, muy inteligente, un gran profesional, un gran deportista, una doctora “de puntería”, un científico laureado, una actriz antológica, ha decidido irse a vivir a otro país.

A operar caderas en América del Sur, a batear jonrones en las Grandes Ligas, a patentar vacunas en una tierra recóndita, a contar chistes en la televisión de Miami. Todos los días pierde Cuba un ejército de gente valiosa, para su familia y para nuestra cultura.

A este mal se le llama “robo de cerebros”, que como sabemos es una enfermedad que sufren los países pobres pero con altos estándares educacionales. No solo Cuba pierde miles de personas buenas cada año; también le sucedió así a los países socialistas de Europa del Este, cuando Occidente ofrecía, en apariencia, una vida más luminosa.

Con el “robo de cerebros” hay que convivir. Es imposible detener a profesionales, sobre todo jóvenes, que pueden ganar diez veces más salario en otros países; es imposible parar la sangría de peloteros que saben que pueden firmar un contrato que los hará millonarios en un pestañazo.

Cuando el Estado cubano ha decidido tomar medidas para controlar el abandono de Cuba de personas tan importantes para nosotros, casi siempre han sido extremas y han limitado el derecho inalienable a vivir en donde crea cada cual que deba hacerlo. Esta tentación podía haber sido matizada si le hubieran preguntado al sabio pueblo, que no odia a quien se va sino que lo extraña.

Es triste saber que muchos estudiantes universitarios tienen el plan de irse de Cuba desde antes de empezar sus carreras. Deja un mal sabor en la boca saber que llegan a la conclusión de que deben “sacar algo más al sistema” y después largarse, y es más desolador conocer que algunos han sido aconsejados por sus propios padres. Pero en todo caso, cada uno de ellos tiene el derecho a vivir donde le plazca y la educación gratuita y la formación de alto nivel no es solo para quienes den garantía de que se quedarán sino para todos y todas.

Los planes para atraer a otras tierras a profesionales cubanos son, si los calificamos con suavidad, miserables, porque aprovechan la pobreza y las debilidades de nuestra sociedad y economía para ofrecer el último argumento a quien dudaba.

Pero si no es honesto conspirar para que un país pierda su fuerza profesional, es criminal expulsar los cerebros que quieren vivir aquí, que quieren hacer familias en Cuba, que quieren asistir al crecimiento de los hijos, a la muerte ineludible de los abuelos y al suspenso de los próximos años.

Mucho peor que botar el sofá es botar cerebros en buen estado. Todos los días sabemos de jóvenes que se van del país porque no les han dado un permiso para estudiar fuera de Cuba más tiempo que el que algún funcionario imaginó como correcto, o de otros que no encuentran la forma de tener una casa propia.

Las leyes del bloqueo impiden que un jugador de béisbol cubano permanezca en Cuba y tenga un contrato en las Ligas Mayores por intermedio del INDER, pero nada debía frenar la intención de que el equipo Cuba al Clásico Mundial esté formado por nuestros jugadores emigrados.

El pueblo de Cuba ha demostrado que no se lanza a un precipicio por baratijas y que sabe qué es lo importante de la Revolución y el socialismo. Pero también está seguro de que lo insoportable es que, además de la falta de cosas, también haya que aguantar, de un burócrata cualquiera, la falta de comprensión, de transparencia, de compasión, y también el maltrato, el despilfarro, la mentira, la desinformación.

Para evitar que personas desalmadas arrojen al “plan tareco” lo mejor de Cuba, se debe limitar el poder de los oportunistas, los extremistas, los dogmáticos y los que no confían en la democracia.

Es evidente que en la misma proporción en que el pueblo encuentra la manera de escapar de las penurias con alegría e imaginación, empatando el palo con la manguera, la tubería vieja con la nueva, el sillón destartalado con la pajilla actual, también existe un enjambre de funcionarios empeñados en interponerse entre nosotros y la felicidad.

Nadie tiene derecho a botar cerebros útiles y menos a abandonar a su suerte corazones vitales. Es una urgencia nacional lograr que las personas que deciden jugarse la suerte en la ruleta de la emigración lo hagan por decisión propia y jamás porque los hayan impulsado a salir de su patria.

Hay que aprender de la madre obstinada que todo lo guarda porque sabe que un día servirá. Aquí las cosas no se botan así como así. En las esquinas de nuestros barrios debemos sumar al cartel inocente, que implora más que manda, que no se arroje basura, este otro: “No botar cerebros”.


Tomado de: http://oncubamagazine.com/columnas/no-botar-cerebros/

SERGIO GARCÍA ZAMORA GANÓ EL PREMIO INTERNACIONAL RUBÉN DARÍO 2016

El ganador del Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2016, otorgado por el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) con motivo del centenario de la muerte del autor de “Azul”, según EFE, fue el cubano  Sergio García Zamora. “Nos honramos en entregarle el Premio Rubén Darío al joven poeta cubano Sergio García Zamora“, dijo el codirector del INC, Luis Morales Alonso, en un acto realizado en el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío, en Managua.

SERGIO GARCÍA ZAMORA GANÓ EL PREMIO INTERNACIONAL RUBÉN DARÍO 2016

El codirector general del Instituto Nicaragüense de Cultura Luis Morales (i) entrega al poeta cubano Sergio García Zamora como ganador del Rubén Darío. Foto: EFE.

También puedes ver: Publican cien ejemplares del facsímil Cuadernos de hule de Rubén Dario

Sergio García, nacido en Esperanza, Villa Clara, en 1986, es un joven escritor que ha publicado más de siete libros en diferentes editoriales nacionales y extranjeras y recibido una docena de premios, destacó el funcionario.

El Premio Rubén Darío está dotado de 5.000 dólares y la publicación de la obra ganadora fue “Resurrección del Cisne”, que el escritor presentó bajo el pseudónimo de “Phocas el Campesino“.

El jurado consideró que el trabajo es un “homenaje lúcido a grandes poetas de occidente, además de mencionar pintores, músicos y artistas a través de logrados poemas en prosa”, indicó Morales.

Para este concurso las autoridades recibieron 101 poemarios de poetas de Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Canadá, Cuba, Costa Rica, España, Ecuador, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua.

El poeta argentino Hugo Francisco Rivella había ganado el Premio de Poesía Rubén Darío 2016, sin embargo, con la obra ganadora había participado en otro concurso y fue descalificado, de acuerdo con los organizadores.

Durante el acto, también lanzaron la convocatoria para el Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2017, en conmemoración a los 150 años del natalicio del reconocido poeta nicaragüense (1867-1916).

El Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2016 formó parte de las actividades de conmemoración del centenario de la muerte del “príncipe de las letras castellanas”.
Félix Rubén García Sarmiento, “Rubén Darío“, nació el 18 de enero de 1867 en el municipio rural de Metapa, hoy Ciudad Darío, en el norte de Nicaragua, y falleció el 6 de febrero de 1916, a los 49 años, en León.

Rubén Darío, el gran innovador de la poesía en castellano del siglo XX, lideró movimientos literarios en Argentina, Chile, España y Nicaragua.

Según los expertos, Darío es considerado el padre del modernismo en Iberoamérica, que se inició con dos obras suyas, “Azul” (1888) y “Prosas Profanas” (1896), y que concluyó con su muerte en 1916.

De La República

Tomado de: https://verbiclara.wordpress.com/2016/12/08/sergio-garcia-zamora-gano-el-premio-internacional-ruben-dario-2016/

El muchacho de Birán que cambió la historia… (Por: Abel G. Fagundo)

Por: Abel G. Fagundo

Comparto el dolor espiritual por la partida física de Fidel Castro, el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, su principal líder y estratega.  Fidel fue un hombre extraordinario –muy distante a la media de los mortales–admiré y admiro su inteligencia, su nacionalismo martiano, su valentía (esa que como dijo Napoleón no se puede ocultar), su conciencia de lo cubano  en el sentido de amplitud histórica; su voluntad y el deseo constante de superación. Supo –quizás desde muy joven- que preguntar es una manera directa para el aprendizaje empírico, luego superponía, intercalaba, fusionaba los datos de sus diferentes métodos para acercarse a una aproximación de la verdad. Llegó a convertirse en un anciano sabio, quizás la última memoria viva de una multiplicidad de acontecimientos trascendentales del siglo XX.

A todas tus ideas, de Esteban Leyva, 2009. Pintura a Fidel Castro

A todas tus ideas, de Esteban Leyva, 2009. Pintura a Fidel Castro

Hoy sus amigos y enemigos, sus aliados políticos y sus detractores continuarán el debate antagónico de quienes defienden modelos diferentes, no podría ser de otro modo. No hay liderazgos perfectos y mucho menos revoluciones sin sombras. Sus enemigos fueron los más poderosos del mundo, la línea temporal de su resistencia fue prolongada. Pocos hubieran logrado sobrevivir a semejante oposición de halcones y serpientes y aun así, conservar una parte considerable de su capital político intacto. Podríamos utilizar ahora la tan manida y efectiva frase “la historia se encargará de poner las cosas en su sitio” pero sabemos que la historia que se escribe es casi siempre la de los poderosos, por lo que desde el Sur hay que escribir el doble, el triple, para que nuestras versiones también acompañen a las otras versiones que se distribuyan desde el centro.

En estas últimas horas he sentido vergüenza por algunos, incluso por ciertas personas que sabía contrarias, pero no mezquinas. Rechazo la manera en la que ciertos individuos han festejado con irrespeto la muerte de Fidel, algo que me parece vergonzoso. Con toda naturalidad pueden los opuestos alegrarse por el fin de su rival –sentir alivio tal vez– pero ante adversarios de la talla de Fidel Castro, primero la reverencia, luego el vaso de vino. No soy ingenuo, sé de la temperatura de las pasiones y de lo quebradiza que es la tolerancia. Aun así mi fe en la razón sobrevive cuando leo las declaraciones de otros enemigos que han sabido comprender la diferencia entre la muerte física de un rival y el ejercicio retórico de la batalla, cuando esta no se libra con cañonazos, sino con ideas.

Los comentarios al respecto del nuevo presidente de los Estados Unidos Donald Trump no hacen más que confirmar los temores más pesimistas. ¿Cómo es posible que en un país de una tradición política tan extensa, semejante personaje ocupe el cargo de Jefe de Estado? Es una pregunta que comienza a responderse – solo el comienzo- si se asume como cierta  la evidente y lamentable crisis sistémica de una gran nación… Y en el resto del mundo a sufrir las consecuencias.

Sus observaciones superficiales y desinformados sobre el fallecimiento de Fidel (aún breves y ceñidas al apretón de los 140 caracteres) pueden interpretarse –por ahora– de dos maneras: 1) Prepara el terreno para desmantelar los progresos alcanzados en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos. Algo que de ser cierto, lamentaré por los buenos cubanos todos, los de allá y los de acá. 2) El señor es de verdad un ignorante irresponsable que dará muchos dolores de cabeza a los políticos serios con sus patologías narcisistas.

Sus primeras declaraciones contrastan con las del Presidente saliente Barak Obama, quién demuestra que las rivalidades ideológicas no son un justificante para la grosería personal, ni política. Y de paso se observa, sin muchos esfuerzos, las diferencias intelectuales y morales entre ambos.

Hace unos años (no recuerdo el contexto) Eusebio Leal -historiador de la Ciudad de la Habana- le dijo a Fidel en un intercambio verbal “Usted nos ha condenado a tener por siempre un presidente ilustre”… muy alto, muy lejos elevó Eusebio esas  palabras con su habitual y bello español grandilocuente.

La vida biológica de Fidel Castro ha concluido, formo parte de quienes se duelen con la pérdida. Su trayectoria histórica, su legado, sus trasmutaciones en la extensión de la memoria universal, apenas comienzan.


@abelgfagundo