Guillermo Rodríguez Rivera, la alegría de los saberes compartidos (Por: Yolanda Brito)

Por: Yolanda Brito

No podría decir que la casualidad lo trajo hasta Jagüey Grande. Fueron momentos,  como pueden ser otros, en que las coordenadas de la vida confluyeron para enriquecer, para airear las atmósferas cuando se cargaban de cosas superfluas y sin sentido.

 Guillermo Rodríguez Rivera en Jagüey Grande. Años 80 del Siglo XX. Foto Inédita de los archivos de Yolanda Brito Álvarez

Guillermo Rodríguez Rivera en Jagüey Grande. Años 80 del Siglo XX.
Foto Inédita de los archivos de Yolanda Brito Álvarez

Así eran aquellos tiempos en que Guillermo Rodríguez Rivera, profesor y amigo, aceptó pasar unos días enrolado en el importante evento que era el Premio Victoria de Girón, abril de 1988, nuestro  paradigmático cónclave que no por desarrollarse en un pueblo de provincia, se le podían hacer desgarrones, y que merecería un análisis personalizado para que no olvidemos la historia de las letras que se ha escrito con “pluma de penachos largos” como diría nuestro poeta Agustín Acosta.

Y llegó, como otras veces, con su sonrisa a borbotones y su hombro elevado, recordando que el mirar por dentro, lo que hay en el corazón, es lo que  satisface el espíritu, es lo que definitivamente enriquece. Venía acompañado de otros intelectuales, pero él sobresalía por su animada conversación, por su jocosidad sin límites, demostrativa de su aguda inteligencia, de su perspicacia ante la historia, de su desenfadada manera de expresar lo que sentía y cómo veía los fenómenos. Sigue leyendo

PREMIO NACIONAL DE LITERATURA PARA LINA ¡YA! (Por: Laura Rodríguez Fuentes)

Origen: PREMIO NACIONAL DE LITERATURA PARA LINA ¡YA!

Por Laura Rodríguez Fuentes

La belleza de lo entendible, último poemario suyo, fue uno de los textos presentados este 30 de marzo en el Programa Literario. La poesía es un don. Se nace con la capacidad de escribir versos o no. Lina de Feria recibió de los dioses la doble cualidad de cautivar almas, de provocar inmensos placeres o dolores infinitos con su pluma. Se llora con ella, se siente un goce absoluto.

El poemario La belleza de lo entendible salió a la luz muy tarde el pasado año cuando la feria estuvo dedicada a ella. Se presenta, entonces, en esta edición siguiente.

libro-la-belleza-de-lo-entendible--lina-de-feria

«Reúne clásicos mías, que la gente pide siempre y, también, mucho material inédito —explica ella—. Algunos fueron escritos a la edad de quince años. Bastante completa, para ser una antología que reúna parte de mi obra, que es muy amplia». Sigue leyendo

Las inexplicables falsedades e imprecisiones de un programa educativo

por Guillermo Rodríguez Rivera

El pasado miércoles 25 de enero a eso de las diez de la mañana, el canal Educativo 1, de nuestra televisión nacional, trasmitió un programa dirigido a estudiantes – presumo que de nivel medio – dedicado a explicar e ilustrar el rico proceso de la música popular cubana.

Las inexplicables falsedades e imprecisiones de un programa educativo

No soy crítico de nuestra televisión, que tiene varios canales que trasmiten las 24 horas del día y acaso necesitaría de algunas personas que vigilaran, chequearan esas casi inacabables emisiones, muchas de las cuales recorren la longitud de la larga isla que es Cuba y, claro, también llegan a Isla de la Juventud y a los múltiples cayos que conforman el archipiélago cubano e, incluso, pueden difundirse fuera del país. Sigue leyendo

SERGIO GARCÍA ZAMORA GANÓ EL PREMIO INTERNACIONAL RUBÉN DARÍO 2016

El ganador del Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2016, otorgado por el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) con motivo del centenario de la muerte del autor de “Azul”, según EFE, fue el cubano  Sergio García Zamora. “Nos honramos en entregarle el Premio Rubén Darío al joven poeta cubano Sergio García Zamora“, dijo el codirector del INC, Luis Morales Alonso, en un acto realizado en el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío, en Managua.

SERGIO GARCÍA ZAMORA GANÓ EL PREMIO INTERNACIONAL RUBÉN DARÍO 2016

El codirector general del Instituto Nicaragüense de Cultura Luis Morales (i) entrega al poeta cubano Sergio García Zamora como ganador del Rubén Darío. Foto: EFE.

También puedes ver: Publican cien ejemplares del facsímil Cuadernos de hule de Rubén Dario

Sergio García, nacido en Esperanza, Villa Clara, en 1986, es un joven escritor que ha publicado más de siete libros en diferentes editoriales nacionales y extranjeras y recibido una docena de premios, destacó el funcionario.

El Premio Rubén Darío está dotado de 5.000 dólares y la publicación de la obra ganadora fue “Resurrección del Cisne”, que el escritor presentó bajo el pseudónimo de “Phocas el Campesino“.

El jurado consideró que el trabajo es un “homenaje lúcido a grandes poetas de occidente, además de mencionar pintores, músicos y artistas a través de logrados poemas en prosa”, indicó Morales.

Para este concurso las autoridades recibieron 101 poemarios de poetas de Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Canadá, Cuba, Costa Rica, España, Ecuador, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua.

El poeta argentino Hugo Francisco Rivella había ganado el Premio de Poesía Rubén Darío 2016, sin embargo, con la obra ganadora había participado en otro concurso y fue descalificado, de acuerdo con los organizadores.

Durante el acto, también lanzaron la convocatoria para el Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2017, en conmemoración a los 150 años del natalicio del reconocido poeta nicaragüense (1867-1916).

El Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2016 formó parte de las actividades de conmemoración del centenario de la muerte del “príncipe de las letras castellanas”.
Félix Rubén García Sarmiento, “Rubén Darío“, nació el 18 de enero de 1867 en el municipio rural de Metapa, hoy Ciudad Darío, en el norte de Nicaragua, y falleció el 6 de febrero de 1916, a los 49 años, en León.

Rubén Darío, el gran innovador de la poesía en castellano del siglo XX, lideró movimientos literarios en Argentina, Chile, España y Nicaragua.

Según los expertos, Darío es considerado el padre del modernismo en Iberoamérica, que se inició con dos obras suyas, “Azul” (1888) y “Prosas Profanas” (1896), y que concluyó con su muerte en 1916.

De La República

Tomado de: https://verbiclara.wordpress.com/2016/12/08/sergio-garcia-zamora-gano-el-premio-internacional-ruben-dario-2016/

Los 70 años de Silvio Rodríguez

Impresiona un poco pensar que Silvio tiene ya 70 años- fructíferos y espiritualmente productivos 70 años-  Desde la era está pariendo un corazón a sus últimos temas. El pulso de un tiempo en el que le tocó vivir y donde tomó partido. Sigo del lado de quienes aprecian su dimensión estética y humana. Sus críticos tendrán sus razones, yo ofrezco las mías. Entre el arpegiar de su guitarra y sus letras inteligentes me formé como animal social. Mis felicitaciones. Su poesía es tan autentica como la de Dylan, Serrat, Violeta… MI tiempo, mi opacidad de isla, hubieran sido menos sin canciones. (@abelgfagundo)


De: La Pupila Insomne

La emisión integra del programa que en La pupila asombradadedicamos a los 70 años del trovador Silvio Rodríguez donde compartimos materiales dversos y algunos poco conocidos, relacionados con la vida y la obra del autor de Ojalá. El 5 de enero volvemos con más del mismo tema y la parte restante de una entrevista biográfica que Silvio concedió al espacio Otra vuelta de Tuerka, que conduce el político y comunicador español Pablo Iglesias.

Tomado de la Pupila Insomne

Cuba bajo la lupa de la Sociología

«En Cuba se están viendo fenómenos graves referentes a la identidad nacional, el consumo cultural y las perspectivas de vida de los jóvenes, etc.».

La detección de indicadores de riesgo —violencia, pobreza, marginalización— entre grupos vulnerables de la población, la actualización sobre los estudios nacionales en torno al género y la familia, los vacíos prácticos en la participación social de los ciudadanos cubanos, los cambios en la dinámica socioclasista del país, así como el impacto del cooperativismo en el desarrollo local y territorial, constituyen algunas de las cuestiones a debatir durante los tres días en que sesionará el III Taller Nacional de Sociología, evento auspiciado por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central «Marta Abreu» de las Villas (UCLV).

Una importante representación de los más trascendentes científicos e investigadores del país asisten a la cita académica, dado que resulta el único foro donde se viabiliza un intercambio tan amplio en temas apremiantes para la Sociología cubana.

El Dr. Manuel Martínez Casanova, académico correspondiente de la Academia de Historia de Cuba y miembro del tribunal nacional de Ciencias Sociológicas, resume la pertinencia del taller con una sentencia perentoria: «quizás, como nunca antes, el “trigo” de las transformaciones y los conflictos sociales nos demuestra que la isla ya no es la misma».

Jóvenes cubanos acceden a Internet
Los hábitos de consumo cultural de los más jóvenes constituyen un tema de especial interés en el III Taller Nacional de Sociología. (Foto tomada de Internet)

«Es muy difícil hablar de un proyecto de desarrollo de cualquier tipo que no tenga concebido qué impacto social generará, cuáles son las característica s de la población involucrada, hacia dónde apuntarán las tendencias administrativas o económicas de las empresas vinculadas al proyecto. Hoy, las ciencias sociales pueden dar muchas respuestas. En otros momentos queríamos hacer cosas y no existía una demanda, pero la situación, evidentemente, se ha modificado.

«La pregunta ahora es: ¿estamos preparados para asumir el análisis de todos los fenómenos de una nación que cambia? El gobierno de este país no puede desentenderse de las demandas de la sociedad, porque ese conocimiento resulta su mejor brújula para encauzar planes y decisiones».

Según su consideración, ¿cuáles son los retos sociales más urgentes de la Cuba actual?

— La premisa de nuestros estudios radica en guiar y orientar. En Cuba se están viendo fenómenos graves referentes a la identidad nacional, el sentido de pertenencia, las perspectivas de vida de los jóvenes, los hábitos de consumo y las relaciones de poder: los sociólogos no los investigamos para neutralizarlos, sino para comprenderlos.

«¿Cómo se potencia la democracia si no promueves una participación real, no formal?; ¿cómo logras que un proyecto sea pertinente si no se toman en cuenta las necesidades del territorio?; ¿cómo elaboras una política pública sin saber de veras a quién está dirigida?, incluso, ¿cómo evalúas esa política si no partes del criterio de que de buenas intenciones está tapiado el camino hacia el infierno? Y, precisamente, quien mejor puede valorar una política o una gestión es la percepción que tiene la sociedad al respecto».

La posibilidad de «aterrizar» en forma de aplicaciones prácticas algunos de los temas más abstractos de la Sociología constituye, de hecho, la principal motivación para los paricipantes. La Dra. Mayra Espina Prieto, investigadora y coordinadora del Grupo de Desigualdades y Política Social del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), destaca entre las invitadas de lujo al III Taller Nacional de Sociología.

«A mi modo de ver, ha habido una especie de separación errónea entre el desarrollo y el espacio micro de la vida de la gente. Si bien se trata de una visión superada teóricamente desde hace dos décadas, en la práctica, no todas las experiencias territoriales logran superar que el desarrollo local conforma una escala legítima del desarrollo macro. O sea, hablamos de espacios articulados que se complementan».

«La cotidianidad, el espacio micro y lo local poseen una relevancia enorme. Las decisiones de escala macro tienen su ámbito de producción y de impacto, pero manejan erróneamente el espacio micro. Colocar estos temas en su justa medida es un reclamo de estos tiempos y una necesidad, además, para canalizar la gestión de los gobiernos».

Hasta el viernes 18 sesionará este encuentro en el Colegio Universitario de Formación Básica «Abel Santamaría», en Santa Clara, fecha en la que se prevé un foro de estudiantes de Sociología provenientes de la Universidad de La Habana, la UCLV y la Universidad de Oriente.

Por: Liena María Nieves
Tomado de: http://www.vanguardia.cu/

Dylan en la calle

Por: Eric Caraballoso

Varios días después de la noticia del Nobel de Literatura para Bob Dylan –seguida por el silencio del propio premiado y la imposibilidad de la Academia Sueca para dar con él–, esta conversación me tomó por sorpresa en la parada:

– ¿Viste? –le decía un muchacho con pinta de universitario a otro–, le dieron a Bob Dylan el Nobel de Literatura.
– ¿A quién? –le preguntó el otro quitándose los audífonos.
– A Dylan, el músico americano.
– No entiendo. ¿Si el hombre es músico por qué le dieron el Nobel de Literatura?
– Ah, no sé, será porque también escribe.
– ¿Tú estás seguro? ¿No sería el Nobel de la Música? –le preguntó por un lauro que no existe.
– No, chico, no. Lo leí en Facebook. Fue el de Literatura. Si hasta había una pila de comentarios por eso.
– Ven acá, ¿y tú has leído algo de él?
– Yo, na. Pero me pongo a buscar en Internet. Digo, si le dieron el Nobel por algo será, ¿no?
– Si encuentras algo me avisas, a ver si ponemos una con la profe de Literatura.
– A lo mejor lo que hago es conseguir un tema pa´ oírlo. Creo que dijeron que el premio también era por la letra de sus canciones. Aparte, siempre va a ser más fácil oír una canción que leerme un libro del tipo. Seguro que son gordos así.
– Sí, claro. ¿Y de qué va su onda?
– Creo que es como la trova, pero en inglés.
– Ño… ¿y tú estás tan escapa’o así en inglés?
– Más o menos…
– Ya, sirvió entonces. No me dejes fuera de esa jugada, fíjate –y volvió a ponerse los audífonos, mientras comenzaba a mover la cabeza al ritmo del reguetón que se filtraba.

Y en eso llegó la guagua y nos montamos, todos tan felices.

Tomado de: http://oncubamagazine.com/cultura/dylan-en-la-calle/